La Ley Trans y LGTBI debe ser la herramienta para luchar contra la discriminación en el empleo

Versión para impresiónVersión para impresión

Toño Abad advierte que los centros de trabajo siguen siendo entornos hostiles para las personas LGTBI y que están aumentando de forma alarmante los delitos de odio contra el colectivo


El responsable del Área LGTBI de UGT, Toño Abad, ha participado hoy en las Jornadas de Acción LGTBI organizadas por el sindicato para analizar la relación entre “Sindicalismo y derechos LGTBI”.

En su intervención, Toño Abad ha reclamado el apoyo de una mayoría parlamentaria para que la Ley Trans y LGTBI continúe su tramitación puesto que se trata de una ley urgente y necesaria que debe cuyo apartado laboral debe completarse durante el periodo de enmiendas parciales.

Abad ha subrayado que los centros de trabajo siguen siendo entornos hostiles para las personas LGTBI, y que si la futura Ley no exige a las empresas el desarrollo de planes de igualdad LGTBI para luchar contra la discriminación y garantizar el respeto a la diversidad en el lugar de trabajo, éstos seguirán sin ser plenamente inclusivos.

“En ese sentido”, ha explicado, “UGT ha enviado a los grupos políticos con representación en el Congreso de los Diputados una propuesta para enmendar la parte de la ley relativa al empleo, y se encuentra en una ronda de contactos con representantes de los grupos parlamentarios para trasladarles la importancia de apoyar esta propuesta en el proceso de enmiendas”.

“El sindicato apuesta porque la Ley se convierta en una herramienta eficaz para luchar contra la discriminación en el empleo, para lo que ha planteado a los grupos políticos la necesidad de que la ley contemple la elaboración de planes LGTBI en las empresas de más de 250 trabajadoras y trabajadores, con carácter obligatorio y negociados con la representación legal de las personas trabajadoras”.

Frenar los delitos de odio

Toño Abad ha resaltado que los datos contenidos en el Informe sobre la Evolución de los Delitos de Odio en España de 2021 “son alarmantes y reflejan que los delitos de odio relacionados con la orientación sexual o la identidad de género han crecido un 67,3% en nuestro país”.

“El informe arroja además que el discurso de odio contra las personas LGTBI que vierte la extrema derecha está directamente relacionado con el aumento de la violencia contra ellas, y la respuesta del Estado debe ser blindar los derechos y garantizar la seguridad, en todos los aspectos de sus vidas, de las personas LGTBI. Leyes como la que se debatirá hoy en el Congreso de los Diputados son imprescindibles para ello” ha recalcado.

En la jornada han intervenido, entre otros la feminista y activista cultural LGTBI, Miriam Guijarro, con la ponencia sobre “Feminismo y mujeres LBT” y la técnico de UGT del área, Jimena González, que ha abordado los “Derechos trans, una necesidad democrática”.