Álvarez (UGT): "Cuanto más se habla de penalizar la jubilación anticipada, antes se jubila la gente"

Versión para impresiónVersión para impresión

El secretario general reflexiona sobre los cambios en la reforma de las pensiones con Ónega


En esta segunda parte de la entrevista de Fernando Ónega a Pepe Álvarez (@SG_UGT), el secretario general de la UGT (@UGT_Comunica) da su opinión sobre un tema candente como son los nuevos coeficientes de las jubilaciones anticipadas presentes en la primera parte de la reforma de las pensiones y sobre la tendencia a que la gente se jubile antes. Además, invita a no olvidar un tema pendiente: resolver el caso de los jubilados anticipados con largas carreras de cotización que cuentan con penalizaciones en su pensión por haberse retirado antes de la edad legal pese a tener cerca de 50 años cotizados.

También reflexiona sobre la reciente polémica iniciada por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, sobre la necesidad de "trabajar más años", que se ha interpretado en algunos entornos como trabajar hasta los 75 años. Álvarez entiende que haya que abrir debates en cuanto cómo nos jubilaremos en el futuro pero rechaza hacerlo "en plena negociación" en la mesa de diálogo social y llama a atender las diferencias entre sectores. “No es lo mismo trabajar en las construcción durante 35 años, que trabajar de profesor”, alerta.

FERNANDO ÓNEGA.– ¿Qué le parece eso de penalizar la jubilación anticipada que está en los discursos de Escrivá?

PEPE ÁLVAREZ.– Bueno, yo creo que es como una rémora. Un tópico que está ahí. Las personas se jubilan anticipadamente por tres razones: una, porque no les queda otro remedio. Estás en desempleo, llegas a los 63 años, no tienes ninguna opción de poder seguir trabajando, por lo tanto lo razonables es que si el Estado no te da trabajo, –cuando digo esto, me refiero a la sociedad– lo razonable es que encuentres una manera de jubilarte anticipadamente con una merma importante de la pensión. La segunda razón, es porque hay personas que quieren hacerlo, porque tienen medios, porque tienen recursos y a esas personas se les va a penalizar un poquito más que a las personas que lo hacen porque no tienen otra salida. Y a mí eso me parece que es razonable que esté en el sistema. 

Por eso a mi me parece que lo importante sería dejar de hablar de penalizar las jubilaciones anticipadas, porque parece que estamos castigando a esas personas. Creo que sería además importante que el Gobierno sea consciente que cuanto más dice que va a penalizar, más baja la media de edad de jubilación, porque hay una sensación de que “nos va a pegar más”, a ver si me voy a jubilar y ya no tengo la posibilidad de hacerlo en estas situaciones. Pero eso ya ha quedado también cerrado en el acuerdo. Ahí no hay aumento de penalización para las personas que lo hagan por razones involuntarias. Al contrario, las largas carreras de cotización, van a tener menos merma que la que tienen hoy; y el resto, van a tener una penalización que está en la misma línea de la que existe hoy, e incluso en algunos casos, menos.

F. Ó.–¿Y quedaría algún tema pendiente de la primera pata de la reforma de las pensiones en cuanto a la jubilación anticipada?

P. Á.–  Aquí nos queda pendiente una cuestión que para nosotros es muy importante: cómo vamos a poder satisfacer un poco más a aquellas personas que han cotizado durante casi toda su vida. Carreras profesionales de personas que han cotizado 50 años. Y que resulta que, porque a la hora de jubilarse incumplían algunas de las cuestiones, se les ha penalizado la pensión un 5%, un 10%... Entonces aquí queda una deuda pendiente, que yo creo que es que la Seguridad Social quien tiene que reconocer las largas carreras de cotizaciones y no penalizarlas a la hora de jubilarse. 

"Queda una deuda pendiente. La Seguridad Social tiene que reconocer las largas carreras de cotizaciones y no penalizarlas a la hora de jubilarse"

F. Ó.– ¿Y al revés? ¿Incentivar el retraso en la jubilación?

P. Á.– Pues nosotros, que no somos excesivamente partidarios, porque en un país donde hay un 40% de paro juvenil, parece una cierta contradicción, ¿no? Tampoco nos hemos opuesto. En realidad, puede haber personas que hayan llegado tarde a trabajar, aunque cumplan los requisitos, personas con profesiones que incluso los estudios los han invitado a entrar tarde al mercado laboral, porque acaban a una edad tardía, y quieren alargar la edad de jubilación, pues yo tampoco le veo un gran problema. Incluso también por el propio conocimiento de muchas de estas personas. Cuando llegan a una edad de 65, 67 años, pueden estar en la mejor situación de su vida para poder trasladar conocimiento…

F. Ó.– La polémica que abrió el ministro Escrivá el otro día. La que por lo visto "hemos entendido mal", de trabajar más años, y sonaba como si quisiera ampliar la edad de jubilación a los 75… Efectivamente eso no lo dijo nunca, pero eso plantea una cosa muy sensible en esta casa, en 65YMás, que es el aprovechamiento del talento sénior...

P. Á.– Bueno, si no hubiera sido un debate tan fugaz, y con tan poco margen, y no estuviéramos negociando, yo creo que es un dato interesante. No tanto por elevar la edad de jubilación, sino por reflexionar sobre una cuestión que probablemente tiene sentido que nos planteemos, que es analizar la vida de una persona, cuál es su trayectoria de trabajos.... No es lo mismo trabajar en las construcción durante 35 años, que trabajar de profesor. No es lo mismo trabajar haciendo camas en un hotel durante 35 años que hacerlo en cualquier otra profesión que no tenga ese desgaste físico.

Por tanto, me parece que es un debate que se puede y se debe hacer. Pero en cualquier caso no se puede ni debe hacer cuando hay abierto un diálogo social, no se puede ni se debe hacer con conclusiones premeditadas, sino que se puede hacer para beneficiar más  las personas, a su calidad de vida y a que el país pueda recibir plenamente todos sus conocimientos. Ahí es donde está el error del ministro Escrivá, que es hacerlo en plena negociación, y sin un margen, que pudiera ser visto desde otra manera y desde otra perspectiva.
 
"El error del ministro Escrivá es plantear el debate de trabajar más años en plena negociación"
 
F. Ó.– ¿Ha tenido la oportunidad de hablar con el ministro sobre este tema? ¿Qué le ha dicho?

P. Á.– Yo, con él, que he tenido la oportunidad de hablar sobre este tema y otras cuestiones, porque como debate intelectual está muy bien. Ahora, eso, ¿cómo lo trasladamos a la pensión? Eso tiene seguramente mucho más que ver con el debate anterior, con el tipo de trabajo físico, el ambiente, barrio en el que vives, las condiciones de servicios de salud que tienes…. Pero eso es otra realidad, hablando de las pensiones, de la contribución de cada uno... Por tanto yo creo habría que plantearlo más en relación con la rentabilidad de las pensiones, con la propia necesidad del país de tener más conocimientos y de las personas de poder libremente trasladarlo cuando se llegue a una edad.

Accede a la entrevista 

► Entrevista a Pepe Álvarez (UGT)/ primera parte: “El destope de las pensiones conlleva que suban las máximas, es lo justo"